ENTRENAMIENTO EN SUSPENSIÓN Y TRX EN GRANADA

Al pensar en ejercicio físico lo primero que se nos viene son actividades más típicas como salir a correr, levantamiento de pesas o en actividades dirigidas grupales fitness. A día de hoy son muchas las opciones que tenemos para realizar ejercicio físico. Una de ellas que innova con respecto al entrenamiento tradicional, es el entrenamiento en suspensión o TRX, fantástico elemento para hacer nuestras sesiones más diferentes, divertidas y retantes.
¿Qué es el entrenamiento en suspensión?
Se considera entrenamiento en suspensión a los ejercicios funcionales que se realizan a través de unas cuerdas o cinchas sujetas por un punto de anclaje, que nos permiten realizar un entrenamiento completo para todo el cuerpo utilizando nuestro propio peso corporal y la resistencia a la gravedad. Este tipo de entrenamiento te permite realizar ejercicios desde diferentes dimensiones, útiles, eficaces y seguros con los aspectos mencionados anteriormente (peso corporal y gravedad).
La clave de este entrenamiento en el cual usamos el TRX es la realización de ejercicios funcionales. A diferencia de otros ejercicios (p.ej: ejercicios con peso) los ejercicios en suspensión se caracterizan por ejercitar los grupos musculares que intervienen en la realización de un movimiento o gesto. Otra de las claves de este entrenamiento es que tú puedes controlar la intensidad con la que queremos trabajar.
No importa si realizas normalmente algún tipo de deporte o si simplemtente quieres ponerte en forma, con este entrenamiento conseguiras tus objetivos.

Tipos de entrenamiento

Entrenamiento de fuerza
Entrenamiento para la mejorar de movilidad
Entrenamiento cardiovascular
Entrenamiento elástico

Beneficios del entrenamiento en suspensión

Este entrenamiento se inventó para realizar entrenamientos con poco espacio y material, por lo que este es uno de los beneficios. Solo necesitamos unas cuerdas, cinchas y un punto de anclaje.
Para personas de edad avanzada con un programa de salud y bienestar también utilizan este entrenamiento como un recurso, ya que les permite moverse con mayor libertad y sin miedo a caerse.
Mejora el nivel postural y la coordinación intramuscular. La inestabilidad en los ejercicios que provoca este entrenamiento hace que trabajen los músculos estabilizadores debido a que se necesita un mayor control neuromuscular.
Los ejercicios son muy versátiles debido a que no se utiliza ninguna resistencia externa y es nuestro propio peso corporal el que permite adaptar el entrenamiento a la necesidad de cada persona.
Con este tipo de entrenamiento conseguirás tonificar y mejorar tu flexibilidad y estabilidad. Sin olvidar que también conseguirás aumentar tu fuerza muscular.
No enfoques este entrenamiento solo para mejorar tu fuerza, este entrenamiento es muy recomendable para programas de rehabilitación después de una lesión, ya que se basa en realizar ejercicios con tu propio cuerpo, por lo que no tienes que temer a una excesiva carga en tu rehabilitación.

Solicita tu Evaluación Gratuita