ENTRENAMIENTO ALTA INTENSIDAD EN GRANADA

El entrenamiento de alta intensidad lo focalizamos sobre todo en entrenamiento interválicos de alta intensidad, o mejor conocido como HIIT. Este tipo de entrenamiento se puede definir como periodos repetidos de ejercicios de alta intensidad llevados a cabo a la máxima velocidad o potencia intercalados con periodos de descanso.
Lo bueno del entrenamiento HIIT es que se puede aplicar a multitud de actividades (pesas, elíptica, bicicleta, entrenamiento en suspensión, etc…) y permite ir variando los ejercicios, junto con el tiempo de descanso y de trabajo.
La metodología que utilizamos consiste en hacer sesiones de entrenamiento de corta duración (30 minutos como máximo) y a una alta intensidad, alternando ritmos elevados de ejercicio físico con tiempos cortos de descanso.
La eficacia de esta metodología viene determinada, aparte de por sus efectos y sus adaptaciones generadas durante el tiempo de trabajo, también se ha demostrado que los efectos duran hasta 24 horas después de haber realizado el entrenamiento, especialmente esto ocurre en el gasto energético.

Beneficios

– El entrenamiento interválico de alta intensidad se ha demostrado que es uno de los mejores métodos para la pérdida de grasa, además de mejorar otros factores relacionados con la salud como puede ser la sensibilidad a la insulina o mejorar el VO2 máximo.
– Favorece la ganancia de músculo y potencia muscular. En varios estudios se evaluaron los cambios en los niveles de potencia muscular antes y después de haber realizado un entrenamiento HIIT. El resultado fue, un incremento de la potencia muscular y un incremento de los niveles de testosterona (hormona esencial en la ganancia de musculo). Así que también es un buen método para ganar músculo y mejorar la potencia.
– Con este tipo de entrenamiento también mejoraras tu capacidad aeróbica, tu capacidad anaérobica y neuromuscular lo cual influirá sobre tu rendimiento a la hora de realizar diferentes actividades.
– Mejora la función cardiovascular y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Esto es debido a que el entrenamiento HIIT reduce la inflamación y estrés oxidativo que son parámetros que contribuyen al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, además también reduce la presión arterial que es otro factor condicionante a sufrir una enfermedad cardiovascular.
– Favorece la regulación del apetito. La realización de este método de entrenamiento ayuda a comer menos, no se conocen exactamente el por qué, pero probablemente afecte a algunas hormonas que se encargan de la regulación y de la saciedad de nuestro organismo.
– Además de todos estos efectos el entrenamiento HIIT es una herramienta muy útil para aquellas personas que no les gusta dedicar mucho tiempo al entrenamiento o no disponen del tiempo suficiente. Hay un gran abanico de posibilidades para jugar con el tiempo, variando el tiempo de trabajo y descanso. Todo esto se complementa con infinitas combinaciones de ejercicios, lo cual hará mucho más llevadero y divertido tu entrenamiento.

Solicita tu Evaluación Gratuita