GIMNASIA POSTPARTO EN GRANADA

El programa de recuperación postparto tiene como objetivo global fomentar la salud y calidad de vida de la mujer mediante la práctica de actividad física adaptada a este momento de especial sensibilidad.

La actividad física la deberás comenzar una vez que tú te sientas capaz de hacerla y poderla mantener en el tiempo. Según el tipo de parto (cesárea, natural o parto complicado) puede tomar más o menos tiempo hasta que te sientas preparada para comenzar a realizar ejercicio físico.
Si durante tu etapa de embarazo no realizaste ningún tipo de actividad física deberás comenzar con ejercicios más fáciles y menos intensos hasta llegar a realizar ejercicios más complejos e intensos. Sin embargo, si en tu caso sí realizaste actividad física de manera regular y controlada durante el embarazo, tienes un gran camino recorrido. Pero esto no quiere decir que puedas retomar tu ritmo de actividad física anterior al embarazo.

Debido al peso que la pelvis soporta durante el embarazo, suele quedar bastante debilitada y puede que esto conlleve a pérdidas de orina o incontinencias en mayor o menor grado. Por ello es imprescindible llevar a cabo un programa de recuperación del tono muscular tras el parto, para poder recuperarte y poder tener una buena calidad de vida. Depende del estado en el cual quede el suelo pélvico la recuperación llevará más o menos tiempo.

Se empezará con suaves ejercicios de compresión, los cuales consisten en realizar elevaciones y contracciones internas. Para conseguir buenos resultados es necesaria una práctica continua.
La recuperación postparto también puede ser utilizada a modo de prevención. La pelvis puede haber quedado desequilibrada y en rotación, por lo que sería necesario volver a ponerla en su posición original. Las técnicas hipopresivas también son una excelente opción para recuperar el cuerpo tras el parto, ya que ayudan a los músculos del suelo pélvico y a toda la faja abdominal.

Con un buen tono muscular de la zona pélvica podemos conseguir los siguientes beneficios:

• Evitar dolores lumbares. Al fortalecer la zona del abdomen, la espalda se reequilibra y es menos propensa a sufrir lesiones.
• Se previenen incontinencias. Es muy normal que existan pérdidas de orina en mujeres después del parto. La debilidad muscular hace que la vejiga no sea capaz de retener el peso de la orina y se escape.
• Aporta mejorar posturales
• Regula los factores respiratorios
• Previene lesiones articulares, musculares y posibles hernias.
• Proporciona placer y bienestar
El trabajo de recuperación es una de las cosas más importantes que pueden hacer las mujeres para mantener una calidad de vida óptima tras dar a luz. Las molestias obtenidas se puede tratar y corregir.

Solicita tu Evaluación Gratuita