Evaluación de la condición física y prescripción del ejercicio

No concebimos hacer recomendaciones sobre entrenamiento o ejercicios, unos para mejorar el rendimiento físico-deportivo, o bien para la mejora de la salud o salir de un proceso patológico, sin una evaluación previa del estado de la condición física, evaluación de la composición corporal y análisis detallado de los objetivos de cada persona.
Prescribir ejercicio es como prescribir un medicamento. Si pensamos en pautar amoxicilina, pensamos en 800mg, cada 8 horas durante 10 días, para una faringitis. Y así para cualquier fármaco. Prescribir ejercicio, como un medicamento, sin efectos secundarios, pasa por, atendiendo a cada persona, según edad, patología u objetivos, pautar, protocolizar su propia receta, individual, modificable en función de logros o cualquier otra incidencia. No hay pues prescripción no solo sin evaluación previa, sino sin evaluación continua. No queremos ser diferentes, queremos hacerlo bien. Sabemos hacerlo bien.

Solicita tu Evaluación Gratuita