Ejercicio y Esclerosis múltiple

EJERCICIO Y ESCLEROSIS MULTIPLE

By Carolina Roero y Alberto Palmero Cantón

Este post nace motivado por dos grandes razones, una por, desgraciadamente, el incremento de esta patología y la segunda, por que la padece una de las personas a las que más quiero en este mundo, amiga, esperamos ayudarte.

Esta es la primera entrega de varias, ya que abordaremos esta temática desde el enfoque de diferentes profesionales: Nutrición, Fisioterapia, Medicina y Entrenamiento. Abordaje que haríamos en nuestro centro ¡Esperamos que os guste!

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una enfermedad que se causa en el propio sistema inmunitario. El desarrollo de esta enfermedad produce una degeneración de las vainas de mielina. Entendiéndolo mejor, debemos saber que las vainas de mielina son una capa aislante, formado alrededor de los nervios, que posibilita una transmisión rápida y eficaz de los impulsos nerviosos. Los impulsos se vuelven más lentos cuando la mielina se ve dañada, lo que puede desencadenar enfermedades tales como la esclerosis múltiple.

 

 Figura 1. Nervio afectado por esclerosis múltiple.

La prevalencia de la esclerosis múltiple es mayor en mujeres que en hombres. Normalmente, la esclerosis múltiple empieza en las primeras décadas de la madurez (entre los 20 y los 40 años). Aunque el desarrollo de la enfermedad puede producir síntomas leves, en otros casos puede llegar a ser una enfermedad muy debilitante. Ejemplo de algunos de los síntomas son:

  • Problemas con el pensamiento y la memoria
  • Problemas con la coordinación y el equilibrio
  • Debilidad muscular
  • Sensaciones como entumecimiento, picazón o pinchazos
  • Alteraciones de la vista
  • Trastornos sensitivos
  • Parestesia del tronco y las extremidades
  • Espasticidad

La causa de la esclerosis múltiple es desconocida. También se desconoce la cura, pero un tratamiento temprano (tanto médico como mediante la actividad física) puede generar una mejora de la enfermedad, y en muchos casos, la calidad de vida y el estado general del afectado a largo plazo.

¿Cómo puede el ejercicio físico ayudar a esta enfermedad?

El especialista médico que trata a la mayoría de personas que padecen esclerosis múltiple es el neurólogo. Ya que el tratamiento médico es muy complejo, veamos desde nuestro campo, cómo puede la actividad física contribuir y abordar la enfermedad.

Aunque en el pasado se tenía un conocimiento erróneo sobre el efecto del entrenamiento en poblaciones con esclerosis múltiple, a día de hoy sabemos que en éstos pacientes se recomienda el ejercicio.

¿Qué tipo de ejercicio es recomendable?

Los estiramientos son clave para mantener la salud y calidad de las articulaciones, lo que permite mantener el rango de movimiento y la flexibilidad del tejido. Disciplinas como el yoga y el taichí también pueden contribuir a la mejora de esta enfermedad.

Los beneficios del ejercicio aeróbico o cardiovascular parecen claros. En este tipo de población, el entrenamiento de resistencia aeróbica puede mejorar la capacidad pulmonar, la composición corporal, la fuerza de los miembros superiores e inferiores y los factores de riesgo de la propia enfermedad. Con este tipo de ejercicio también se mostró una mejora y reducción de los niveles de ira, depresión y fatiga.

Cuando hablamos de fuerza, sabemos que este tipo de entrenamiento es seguro y eficaz en poblaciones que padecen esclerosis múltiple. Entre sus resultados, existen mejoras en la función muscular y articular, prevención de la atrofia muscular, mayor velocidad al caminar, mejora de la eficacia de la flexión de rodilla, mayor tono muscular, niveles de fuerza de músculos agonistas y antagonistas más equilibrado y menor frecuencia e intensidad de la espasticidad.

Entrena con un profesional cualificado

Finalmente, añadir que, aunque el entrenamiento para estas personas es recomendado, es altamente aconsejable que se realice en manos de un profesional de alta cualificación, como es el entrenador personal o graduado en ciencias de la actividad física y el deporte y siempre en colaboración con el área sanitaria, nutrición, fisioterapia y medicina. La esclerosis múltiple es una enfermedad compleja, y para esta población hay que saber manejar muy bien las variables de intensidad del entrenamiento, control de la fatiga, saber ajustar las cargas, hacer progresiones livianas, control de la sensibilidad al calor y temperatura ambiental, así como de la hidratación. El entrenador personal debe estar informado sobre la enfermedad y sus síntomas para realizar un trabajo seguro y de calidad.

Procedemos a exponeros una propuesta de ejercicios recomendables para la mayoría de personas que padecen esta enfermedad, que ayudará a mantener y ganar rango de movimiento, así como mejorar la fuerza y tono muscular:

  • Dicha propuesta práctica deberá estar instruida y prescrita por un profesional cualificado y consensuado con el área medico-sanitaria.
  1. Flexión de hombros con pelota en cajón

 

  1. Trabajo estabilidad lumbo-pélvica y abdominal (pájaro-perro)

 

  1. Puente de glúteos

 

  1. Sentadilla con cajón

 

  1. Peso muerto rumano a una pierna

          

  1. Flexión de tronco en silla

 

Fuentes :

Fundació Esclerosi Múltiple (Junio, 2014). Ejercicios para las personas con esclerosis múltiple. Lugar de publicación: Observatori Esclerosi Múltiple. https://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/vivir/deporte/ejercicios-para-las-personas-con-esclerosis-multiple/.

MedlinePlus (Febrero, 2019). Esclerosis múltiple. Lugar de publicación: MedlinePlus. https://medlineplus.gov/spanish/multiplesclerosis.html

Coburn, J. & Malek, M. (2016). Manual NSCA. Fundamentos del entrenamiento personal. Badalona, España: Editorial Paidotribo.

Figura 1. Nervio afectado por esclerosis múltiple. Biosalud (2019). Recuperado de: https://biosalud.org/blog/esclerosis-multiple-2/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *