¿Crossfit o gimnasio?

Cuando uno decide ponerse en forma tiene un objetivo claro. Sin embargo, los medios a veces no parecen tan obvios. En la mayoría de los casos, el gimnasio es nuestra primera opción tanto por comodidad como por versatilidad: quemamos calorías y ganamos masa muscular. En los últimos años, a los gimnasios tradicionales se le ha sumado un nuevo compañero de entrenamiento: el Crossfit.

Ambos sirven para quemar calorías, pero tanto el equipamiento como la estructura del entrenamiento difieren en gran medida. Mientras que en el gimnasio concentramos las sesiones en series y repeticiones continuas, el crossfit diseña un entrenamiento enfocado al fitness. En ambos se levanta peso, pero el segundo no se basa tanto en incrementar los kilos sino en realizar un número definido de series en un periodo de tiempo establecido.

Por otro lado, el gimnasio es una actividad que suele practicarse en solitario – o con alguna pareja de entrenamiento -, lejos del gran sentimiento de comunidad del que el crossfit suele hacer gala. Un sentimiento de camaradería, de superación colectiva y de competición sana a todos los niveles, convirtiendo a este nuevo deporte en una opción que suele enganchar a muchos una vez lo han probado. Los resultados, además, suele ser muy satisfactorios.

Una de las principales ventajas del gimnasio y el crossfit es que ayuda a crear masa muscular, en el caso de las personas jóvenes, y preserva los huesos, en el caso de los más mayores. Los músculos crecen y los huesos se refuerzan para adaptarse a esa nueva “armadura”. Las actividades más aeróbicas tienen un papel relevante en las rutinas del crossfit, y esto beneficia la presión arterial y la pérdida de peso.

Muchos profesionales han utilizado el crossfit en su preparación para las competiciones que estaban por venir, aunque no todos lo ven con tan buenos ojos dado que la probabilidad de sufrir algún tipo de lesión es más alta. Al final ambos ayudan a aumentar la masa muscula, quemar grasa y mejorar nuestra salud. En la experiencia personal está decantarse por uno o por otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *