La superación (y la integración) en el deporte

La superación en el deporte lo es todo. Más aún cuando quienes consiguen avanzar y romper sus propios límites son aquellos que, a pesar de los obstáculos que se encontraron en la vida por mero azar, se sobrepusieron a unas dificultades especiales. Los protagonistas que a continuación os presentamos constituyen el claro ejemplo de cómo gracias al tesón, el sufrimiento y la fe se puede rendir a un alto nivel deportivo. Y alcanzar el éxito.

Carl Joseph: Nació sin pierna izquierda pero siempre sintió “que podía hacer lo que el resto hacía con dos”. Se negó a no competir con el resto de sus compañeros y amigos. Con 19 años saltaba 1,78m en altura, lanzaba 12,20 metros en peso y 36,60 en disco, amén de machacar la canasta y conseguir una beca de estudios universitarios como jugador de fútbol americano.

Porter Ellet: Perdió un brazo cuando no era más que un niño. Ahora es el máximo anotador del equipo de baloncesto del instituto; anota, coge rebotes, roba balones… Y es el auténtico líder del conjunto.

Aaron Fotheringham: Uno de los pocos ‘skater en silla de ruedas’ (‘Hardcore Sitter’). Hace con su silla lo que otros con el monopatín. Ha sido la primera persona en la historia en completar un ‘back flip’ (360º) en silla de ruedas.

Julio González Ferreira: Tras perder el brazo izquierdo en un accidente de tráfico, volvió a disputar un partido de fútbol profesional, en el Torneo Clausura de Paraguay.

Alez Zanardi: Sufrió un accidente en la Champ Car y perdió las dos piernas. Ahora compite (¡y gana!) en diferentes competiciones de motor gracias a un vehículo adaptado a sus nuevas condiciones físicas; incluso participó en el Maratón de Nueva York con una bicicleta para minusválidos.

Enhamed Mohamed: Ciego desde los 9 años por glaucoma, alguien lo invitó a una piscina de la que no quiso volver a salir. El pez grancanario nadó en las Olimpiadas de Beijing, batiendo dos records mundiales y consiguiendo cuatro medallas de oro.

Estos protagonistas, y muchas otras más historias que no contaremos aquí por falta de espacio, nos demuestran que querer es poder. Nada es imposible. En el caso de las personas con alguna discapacidad, el deporte es un elemento fundamental para facilitar su integración en la sociedad. La superación es un reto personal. La integración, una misión de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *