Dolor de espalda ¿Es el reposo una opción?

¿Debemos contemplar el reposo ante este tipo de dolor?

El dolor de espalda es cada vez más común entre la población hoy en día y sabemos que cualquier lesión debe ser tratada por profesionales, además de volver a la práctica deportiva de una manera prudente y con una correcta progresión. No obstante ¿Se realiza esto de manera correcta?

Vamos a centrarnos en las lesiones y dolores de espalda.  Lo primero que tenemos que tener claro es de dónde procede dicho dolor, es decir, si es de una lesión o un problema congénito.

“Lo que se debe hacer es una evaluación inicial con exploración y exámenes físicos con imágenes diagnósticas” (Pantoja, 2012)

A continuación, es muy importante la coordinación entre fisioterapeuta y entrenador deportivo. Pantoja distingue varias etapas en la vuelta a la actividad física, centrándonos en el dolor lumbar el cual afecta o afectará en un futuro al 80% de la población (Heredia-Elvar et al, 2016), donde destacan las siguientes:

  • Etapa 1: Periodo breve de reposo con movilización de miembros inferiores y superiores. Esta fase es la más importante, puesto que la desaparición del dolor es clave y la movilización de las partes sanas es básica, ya que nuestro cuerpo funciona como una cadena.
  • Etapa 2: Tratar de evitar la contracción abdominal y de los extensores de la columna mediante ejercicios isométricos.
  • Etapa 3: Se busca el fortalecimiento lumbar y del resto de la espalda sin llegar a la hipertrofia y con trabajo de fisioterapia constante para evitar la sobrecarga muscular.
  • Etapa 4: Se busca eliminar el dolor, el trabajo de toda la musculatura, y el retorno de las capacidades de la persona.

A continuación se muestra un cuadro resumen de estas etapas:

figura 1Figura 1: Cuadro resumen de la vuelta a la actividad deportiva.

En lesiones congénitas, como por ejemplo la escoliosis, es mucho más importante el trabajo de la musculatura sana para aliviar los dolores y favorecer una mejora de la higiene postural. Recordemos que nuestro cuerpo funciona como una gran cadena.

En el siguiente cuadro se muestran los niveles de evidencia y recomendaciones del dolor lumbar y el ejercicio.

tabla 1Tabla 1. Resumen de los niveles de evidencia y grados de recomendación respecto al dolor lumbar y ejercicio

Lo que queremos demostrar es que el ejercicio físico puede ser la mejor medicina para cualquier lesión o patología, siempre que se realice de manera adecuada, con una correcta progresión y que esté bien supervisado. El reposo absoluto no es una buena opción durante una lesión a no ser que sea totalmente necesario, y si no se puede ejercitar la zona afectada, no debemos olvidar que el entrenamiento de las partes sanas va a ayudar a la mejora y funcionamiento de la zona de la lesión.

Aarón Hernández González

BIBLIOGRAFÍA:

  • Samuel, P. C. (2012). Lesiones de la columna lumbar en el deportista. Revista Médica Clínica Las Condes23(3), 275-282.
  • Lorenzo, M. A., Cáceres, M. L., Sánchez, M. D., Page, A., & Santos, P. (2011). Eficacia de un programa de escuela de espalda. Análisis de factores asociados a la actividad laboral de los participantes. Rehabilitación45(3), 233-239.
  • Heredia-Elvar, J. R., Segarra, V., Peña García-Orea, G., Aguilera Campillos, J., Sampietro, M., Moyano, M., & Da Silva Grigoletto, M. E. (2016). Propuesta Para el Diseño de Programas de Readaptación Funcional en Población con Dolor Lumbar por Parte del Especialista en Ejercicio Físico-Instituto Internacional de Ciencias del Ejercicio Físico y Salud. International Journal of Physical Exercise and Health Science for Trainers.

 

One thought on “Dolor de espalda ¿Es el reposo una opción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *